FMI pide eliminar subsidios al combustible por razones fiscales y ambientales | PrensAnimalista

Los subsidios que abaratan el consumo de combustible en muchos países sumarán entre 750.000 y 970.000 millones de dólares en 2010, dijo hoy el FMI, que pidió eliminarlos para sanear las finanzas públicas y combatir el cambio climático.

EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha instado reiteradamente a la supresión de esas subvenciones, usadas en países como Arabia Saudí, Irán, Venezuela y Ecuador, porque incentivan el consumo excesivo y suponen una gran carga presupuestaria.

En un informe divulgado hoy sus expertos alertaron de que los subsidios han vuelto a subir junto con los precios de la energía, después de una bajada el año pasado por la disminución del valor del crudo.

Durante 2007 y principios de 2008, cuando ocurrió el gran repunte en el precio del petróleo, algunos Gobiernos optaron por subvencionar aún más el consumo, para aminorar el golpe de la subida de los carburantes en la población.

El FMI quiere que abandonen ese tipo de medidas y que ayuden a los pobres con programas de asistencia directa.

Uno de los grandes problemas de los subsidios a los carburantes es que son indiscriminados y benefician especialmente a los que consumen más energía, es decir, las personas de mayor poder adquisitivo, que cuentan con automóvil, viviendas grandes que calentar o refrescar y una amplia gama de electrodomésticos.

Según sus cálculos, casi el 38 por ciento del gasto público en esas subvenciones en América Latina alivia el bolsillo del segmento más rico de la población, mientras que a los pobres les llega poco más que el 6 por ciento.

El Fondo augura que este año los subsidios rondarán entre los 740.000 y los 970.000 millones de dólares, lo que equivale a entre el 1 y el 1,3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

El organismo pidió eliminarlos “para reducir la carga fiscal y responder al cambio climático”.

Bajar a la mitad su volumen disminuiría las emisiones de gases que producen el efecto invernadero en entre un 14 y un 17 por ciento para 2050, de acuerdo con sus cálculos.