Torero tomó de su propia medicina | PrensAnimalista

Foto: EFE

Ayer, el torero español Julio Aparicio resultó muy herido en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Una cornada, literalmente, atravesó su cuello para asomarse por la boca, afectándole la lengua, paladar y maxilar superior.

Según fuentes cercanas a Aparicio, el animal también gravemente herido por las lanzadas, no será sacrificado.

Artículos relacionados: