Veterinarios de SACH relatan cruda realidad de animales en el sur de Chile | PrensAnimalista

Sebastián Serrano

“EL 90% del trabajo que realizamos no tiene que ver con el terremoto, sino con la desprotección constante, la ignorancia y la falta de conciencia con los animales”

Pelluhue.

El grupo de profesionales de Socorro Animal Chile (SACH), se encuentra trabajando en las localidades más afectadas de la región del BioBío tras la catástrofe natural.

Por PrensAnimalista

La tragedia ocurrida en nuestro país el 27 de febrero dejó al descubierto lo vulnerable de las construcciones de la zona centro y sur de Chile. 2 millones de hogares quedaron con daños y 500 de éstos completamente en el suelo. Pero no sólo aquello, la fragilidad de la humanidad versus la fuerza de la naturaleza fue evidente y la situación de desprotección y abandono de miles de animales, más aún.

Frente a la cruel realidad de los 700 mil animales afectados por el terremoto, SACH, grupo de rescate que se creó especialmente para ir en ayuda de ellos; debió trabajar arduamente para enviar toneladas de alimento y veterinarios a las regiones más devastadas.

Sebastián Serrano, uno de los integrantes del staff de profesionales que se encuentra en Talcahuano, cuenta una de las principales dificultades que han debido enfrentar, ha sido la incapacidad de poder seguir casos, ya que la envergadura de la operación es gigante. Hay demasiados puntos donde operar, es imposible hacerlo todo, cuenta.

“En Lota dimos atención a 50 canes y a 20 gatos. Y hoy (viernes) en Penco, a unos 40 animales. Pero entremedio hemos atendido casos que no tienen que ver con la catástrofe. Por ejemplo, socorrimos a una perrita con mastitis en Talcahuano y a muchos animales en situación crítica por abandono. También rescatamos a un cachorro de una semana de vida a quien estamos alimentando con sustituto de leche materna. Por lo tanto, el 90% del trabajo que realizamos no tiene que ver con el terremoto, sino con la desprotección constante, la ignorancia y la falta de conciencia”, puntualiza.

Según el veterinario, el desastre dejó a plena luz la situación de desamparo de los animales en Chile. A ello se suma, explica, la cero colaboración de autoridades regionales y de los municipios de las localidades devastadas.

“El Gobierno cooperó con 600 kilos de alimento para mascotas y además desde Santiago envío a un equipo de 6 colegas. Si bien es un avance, no es la solución. Hay que instalar con urgencia políticas de protección animal, poner énfasis en programas de educación y de tenencia responsable. Sólo así, muy en el futuro, la condición se ser un animal no será una condena”, sentencia.

Respecto del tiempo que demorarán en rescatar a las mascotas, Serrano calcula que serán 3 ó 4 meses de trabajo sostenido con atenciones veterinarias, y posteriormente, con la evacuación de los animales para re ubicarlos en nuevos hogares en regiones cercanas y Santiago.

“Nuestra labor recién comienza. Hago un llamado a la ciudadanía en general para que siga cooperando. Hemos logrado con trabajo coordinado juntar y traer toneladas alimento a las zonas afectadas. Pero aún falta mucho. Sigamos cooperando con los más desprotegidos del país (www.socorroanimalchile.cl). Ellos no se merecen tanta indolencia y abandono”, finaliza.

Artículos relacionados: