La ciudad y los perros: Perros que marchan | PrensAnimalista

Por Catalina Fabres

¿Cómo es nuestra ciudad en relación a los perros abandonados en sus calles? Para algunos es un sucio espectáculo, para otros un desolado espacio gris donde patitas y colas distribuyen su gracia y desgracia de vivir en la calle.

No es sólo Santiago una ciudad con perros de la calle, otras grandes ciudades de Chile también llevan tatuado el triste record de tener tantos animales abandonados en sus vías, que las autoridades desesperadas y sordas no hacen más que  controlar la vida con la muerte ; el asesinato de perros abandonados como política de control de la población animal es una realidad que por debajo de la mesa  Municipios de todo Chile realizan a destajo.

Los perros son parte  de la ciudad viva, de la ciudad bulliciosa de bocinas y pedales, de  marchas gritos y pancartas. Las cuatros patas y el rabo en alto, han sido parte de las decenas de movilizaciones callejeras donde humanos en disgusto con un injusto sistema marchan por cambiar las cosas, y ahí están los perros alegres  listos y dispuestos a recibir al marchante, prestando un pedazo de su calle para que transite la libertad libre y soberana, en dos o en cuatro patas.

Y cuando los ciclistas protestan, ahí va el concierto de patas y colas detrás de los pedales no persiguiéndoles esta vez, sino marchando a la par entre tuercas y tobillos veloces.

En marchas de ciclistas y ambientalista he visto solidaridad perruna,  ciclistas bajando de sus chanchas separando perros que de tan locos terminan peleando entre ellos , personas cargando preciadas bolsitas que entibian los estómagos caninos,  otros que se comen a besos las cabezas aterciopeladas de humildes perros,  y otros que pese a la diferencia sonríen frente a las gracias de los coludos manifestantes.

En estos tiempos locos y revolucionarios, la ciudadanía vuelve a salir a las calles a protestar masivamente , y los perros vuelven a compartir su ingrato espacio con protestas cánticos y marchantes, si puedes lleva tu bolsa de pellet, tu pequeño botiquín de primeros auxilios,  lleva tu amor también para con estos habitantes de la calle, estos que todos peludos y felices se suman una y otra vez a cada marcha que la ciudad realiza, inocentes de todo buscan el cariño de la gente, las miguitas de cuchuflís y galletas, la posible adopción o simplemente una caricia.

Artículos relacionados: