Reanudan juicio contra Joaquín Maluenda por no cumplir con el traslado de la elefanta Ramba al zoológico de Rancagua | PrensAnimalista

M.A.C.

Joaquín Maluenda Foto: Cazacircos

Santiago, 18 de octubre de 2011.- Con una lluvia de insultos contra los querellantes  y acusaciones de soborno en contra de la fiscal Marisa Navarrete, culminó la audiencia en la que el Juzgado de Garantía de San Bernardo, revocó el beneficio de la suspensión condicional que se le otorgó en agosto pasado a Joaquín Maluenda, acusado de maltrato animal y  comercio ilícito de especies amenazadas en el caso de la elefanta Ramba.

La resolución judicial que implica la reanudación del juicio contra el imputado,  se sustenta en que este no cumplió con el traslado de la elefanta al zoológico de Rancagua antes del 18 de septiembre.

En 1998, Maluenda adquirió  por 30 millones de pesos a la paquidermo. En esa fecha Ramba se encontraba decomisada por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), porque el empresario argentino Eduardo Val la ingresó al país sin poder demostrar su origen, transgrediendo la Ley de Caza y la Convención Internacional sobre Comercio de Especies Amenazadas (CITES).

Debido a la tensión que se vivió durante la audiencia y a las constantes interrupciones provocadas por familiares y amigos del imputado, el juez Claudio Ortega ordenó el desalojó de la sala. Mientras Gendarmería cumplía con la orden, Joaquín Maluenda hijo vociferaba en contra de la querellante Florencia Trujillo de Ecopolis y la abogada Alma Sánchez de CEFU. El resto de los manifestantes, entre ellos uno disfrazado de elefante, cuestionaban a la fiscal preguntándole cuánto le había pagado el zoológico de Rancagua para perseguir al Tachuela Grande.

“Están maltratando a Ramba. “La dejaron sin comer dos días”. “Los vamos a denunciar por maltrato animal”. “Le elefantita no se quiere ir”. Fueron algunos de los argumentos que el medio centenar de personas que acompañó al imputado gritaban dentro y fuera de la sala.

Una vez culminada la sesión, la querellante, su abogada y la Fiscal debieron abandonar  el juzgado escoltadas por Gendarmería, debido a la virulencia que durante la audiencia mostraron los acompañantes del imputado.

La audiencia

El tribunal comenzó a sesionar ayer a las 11:30 hrs., Joaquín Maluenda se presentó con una nueva abogada. La estrategia de la defensa buscaba modificar el beneficio, revocando la orden de entregar a Ramba al Parque Safari de Rancagua. Para ello argumentó que pese a que se hicieron todos los esfuerzos necesarios, el traslado resultaba imposible y que intentarlo nuevamente implicaba un acto de maltrato animal, más aún si se consideraba que en el último intento se sometió a la elefanta a un ayuno forzado de dos días.

El domingo se intentó llevar a Ramba a la VI Región con recursos gestionados por Ecopolis. A cargo del procedimiento autorizado por la Fiscalía, el especialista argentino Ariel Zavala, quien siguiendo los estándares internacionales y lo indicado por las normas de traslado de mamíferos terrestres indicó no sólo el ayuno para la elefanta, si no además el uso de cadenas y la presencia de contingente armado y de una escolta policial durante el traslado.

Ante lo expuesto por  la defensa, la Fiscal Navarrete se mostró sorprendida. Esto  pues la nueva postura del imputado era contraria a los acuerdos que ella había logrado con la abogada que  hasta el día anterior  llevaba su caso. Por lo mismo, adhirió a la solicitud de los querellantes, quienes pidieron la revocación del beneficio de la suspensión condicional.

Alma Sánchez, abogada querellante, en su exposición fue clara al indicar que si bien hubo intentos por parte del Maluenda  de cumplir con lo ordenado por el tribunal,  no existió una voluntad real de que estos fueran existosos. Del mismo modo, refutó los dichos de la defensa respecto de la imposibilidad de traladar a Ramba, indicando que los informes de la veterinaria Jessica Gimpell y del argentino Zavala  señalan que la elefanta está en condiciones de enfrentar el viaje a Rancagua.

La parte querellante solicitó además la intervención de los especialistas del Zoológico Nacional  para que se hagan cargo del traslado de Ramba, diligencia que en los próximos días será solicitada vía oficio a Mauricio Fabry, director de la entidad.

Artículos relacionados: