En Argentina proponen incorporar el Derecho animal en la reforma del Código Civil

derechos-animal-221x300-8303981-1730028

En el día mundial de los animales, una iniciativa plantea reconocerlos “no como cosas sino como seres sintientes” y evitar “toda práctica que vaya en contra de los derechos que les corresponden”, explicó a DiarioVeloz.com, la titular del proyecto

Argentina, 04 octubre 2012

En el Día Mundial del Animal,  una iniciativa plantea incorporar el Derecho animal en la reforma del Código Civil para reconocerlos como seres sintientes y poder garantizar, por primera vez en Argentina, el reconocimiento legal de sus derechos.

El proyecto, realizado por La Sala de Derecho Animal del Colegio de Abogados de Córdoba, alumnos de la cátedra de Derecho Animal de la UNC y la Fundación Sin Estribos, fue presentado días atrás en la comisión Bicameral que tiene a cargo la reforma del Código Civil argentino, y fue expuesto hoy en una audiencia pública en Córdoba.

De aprobarse, el principal beneficio es la posibilidad de “buscar normas de dignidad para el trato animal, es decir  descosificarlos y reconocerlos como seres sintientes”, explicó en diálogo con DiarioVeloz.com, la titular de la Sala de Derecho Animal del Colegio de Abogados, Andrea Heredia de Olazábal.

Reconocer que los animales no son cosas sino seres que sienten traería aparejado distintas medidas consecuentes: “Evitar las prácticas de manipulación de animales, dolores, torturas, actos de crueldad, generar más responsabilidad por parte del estado en todo lo que es el cuidado de animales, por ejemplo el control de superpoblaciones, la relación de animal-persona, o hasta el hecho de que las formas de matar los animales contemplen normas éticas”, explicó la abogada.

“Es muy difícil admitir que, si científicamente se prueba que son seres con inteligencia, que sienten dolor, que eligen, que eligen amigos, eligen enemigos, que tienen niveles de inteligencia equivalentes a una criatura de ocho, nueve años, se pueda pensar en  maltratarlos. Realmente la crueldad llega a índices de inhumanidad”, sostuvo.

En la actualidad, el sistema legal legisla el tema de diferentes formas pero, según expresa la doctora, son “todas desorganizadas” y “no abarcativas”: por un lado existe la ley penal 14.346 que protege al animal como víctima del delito de crueldad, por otra parte  la Ley de Protección de Fauna silvestre para especies en extinción, la Ley de Pesca y la ley que ratifica el convenio de biodiversidad.

Por lo tanto, si bien evidentemente el animal es considerado como un “sujeto de derecho”, en el medio “quedan un montón de animales, como por ejemplo la fauna doméstica que no está contemplado salvo por la ley penal, es decir que si no hay delito, carece completamente de normas protectivas y de esta manera un particular puede hacer lo que quiere con el animal y lo que se trata de evitar es eso”, señaló Heredia de Olazábal.

El proyecto apunta a una norma que garantice los derechos de los animales comprendiendo sus diferentes capacidades: “Queremos una norma que nos permita a los operadores jurídicos y a los científicos poder ir recreando el derecho animal, porque a su vez los animales no son todos iguales, no es lo mismo un delfín que tiene un coeficiente de inteligencia superior a un chico de 18 años que una hormiga.  La idea es permitir que la ciencia vaya creando estatutos conforme a las distintas características de los animales”.

En cuanto al pronóstico de ponencia,  la titular auguró un futuro optimista. “La apreciación de la gente ha sido muy buena. No podemos creer la repercusión tanto de los legisladores de la oposición como del oficialismo, que es lo más raro. Es un tema novedoso pero que ha caído bien, que puede ser rescatado por la normativa. Es una temática espinosa pero que hay que enfrentarla intentando no omitir la capacidad de pensar el tema, concluyó.